Article Image
de lectura

Ing. Eloy M. Viera Moreno

La Habana, marzo de 2019

Cuando este 19 de marzo los cienfuegueros peregrinaron al Santuario de San José en el barrio de Paraíso, se estaban cumpliendo 70 años de que un Alcalde de Cienfuegos declarase por primera vez “Día de fiesta” el 19 de marzo para el barrio de Paraíso, testimonio del alcance popular que habían tomado los festejos para esa fecha.

Así recogió la prensa local en 1949 la resolución del Alcalde Arturo Sueiras declarando el 19 de marzo Día de Fiesta para el barrio de Paraíso, pues “la festividad de San José constituye la fiesta tradicional del barrio de Paraíso... que es visitada [la ermita] por miles de fieles”.

Aunque el reconocimiento oficial de la peregrinación fue en 1949, desde la primera celebración de San José en la ermita recién inaugurada, en 1911, se efectuó el peregrinaje, convertido con el paso del tiempo en tradicional. El precio de 40 centavos plata española de las papeletas de esa romería era prohibitivo para la mayoría de los fieles de la parroquia del Patrocinio. Por tanto, en esa ocasión inicial los peregrinos fueron mayoritariamente gente acaudalada.

Los comunicadores y las autoridades actuales, permeados por el analfabetismo religioso acumulado en los últimos sesenta años de nuestra historia patria, suelen considerar las fiestas paganas que acompañan al hecho religioso como una torsión de la celebración hacia lo profano. Lo cierto es que muchas celebraciones religiosas han sido acompañadas históricamente por fiestas populares. El ejemplo en Cuba quizás más difundido son los festejos del día de la Presentación de la Virgen, el 2 de febrero. Los pueblos como Camagüey, San Fernando de Camarones y otros con la Virgen de la Candelaria como su patrona, se convierten durante esos días en punto de encuentro por sus fiestas profanas tradicionales. La devoción religiosa forma parte de esa alegría, acotando los festejos, aportándole un carácter trascendente.

Un lamentable ejemplo de ese analfabetismo religioso tan propagado: durante la Misa de San José del 2006, en el momento cumbre de la consagración, una colorida y alegre procesión sincrética, pasó frente al templo y continúo por algunos minutos, tiempo durante el cual Mons. Emilio Aranguren debió detener la Eucaristía. Hasta donde conozco, el barrio Manacas, después conocido como Paraíso, no celebró nunca de forma tradicional cultos sincréticos de participación popular, como sí se efectuaban, por ejemplo, en Palmira, para festejar a Santa Bárbara. Lo gratificante es que, gracias a la posición comprensiva de las autoridades locales, el suceso no ha vuelto a repetirse, y las fiestas populares comienzan una vez terminada la procesión, como se hizo siempre tradicionalmente.

La fiesta de San José devenía un verdadero suceso local, donde se involucraban el Liceo de Paraíso y muchas personas del lugar, quienes preparaban dulces y otros comestibles para vender a los peregrinos primero, y a todos los participantes en las fiestas después. Era, prácticamente, un carnaval a la escala del barrio. La fecha, a su vez, era aprovechada por las autoridades para eventos colaterales, como la reinauguración el 17 de marzo 1924 del Callejón del Piojo, después de remozado, como parte de las actividades alrededor de la fiesta patronal.

Las fiestas no se limitaron siempre al jolgorio popular. Así, el Liceo de Paraíso, recién establecido ese mismo año, efectuó una hermosa velada el 21 de marzo de 1925, enmarcada en los festejos de San José, donde participaron entre otras figuras destacadas Isabel Ordetx, una soprano con sólida preparación profesional en la música, quien interpretó y acompañó al piano a otras figuras más jóvenes.

Con el paso de los años la celebración de la Eucaristía fue adquiriendo mayor lustre, con la participación de coros de mucha calidad, dirigidos a su vez por músicos reconocidos. También los bailables que se efectuaban en el Liceo de Paraíso durante las fiestas de San José, que en los años veinte eran amenizados con piano y guitarra, fueron animados por orquestas cada vez de mayor de calidad. Parte del peregrinaje de los cienfuegueros a la ermita incluía la participación en los festejos populares y en los bailes del Liceo. Para ello, a medida que el transporte fue “democratizándose”, el alquiler de los ómnibus para participar en las fiestas del barrio de Paraíso dejó de ser una cuestión de élites.

Así se anunciaba la fiesta de San José en Paraíso en la prensa local de 1951.

Sin embargo, la peregrinación hacia el santuario se mantuvo a pie, con el principio de que “nadie accede al templo por encima de su propia estatura”. Los jinetes que asistían de zonas aledañas como Venta del Río y Carolina dejaban su cabalgadura en las cercanías y llegaban hasta el santuario caminando.

La fiesta católica de San José, como la Navidad, no escapó a los intereses comerciales. En la imagen publicidad en la prensa local del año 1951.

El Santuario, desde su ampliación y remodelación, ha sido sede de innumerables actividades diocesanas. En las tareas de administración y logísticas han participado siempre fieles de este barrio, ganándose con ello el agradecimiento de todas nuestras comunidades diocesanas por el buen trato y el servicio de excelencia.

Al comenzar el milenio, y durante más de un año, los devotos a San José de la Parroquia del Patrocinio en la ciudad, visitaron el Santuario de Paraíso los días 19 de cada mes.

Desde su fundación el Santuario ha prestado servicios como sede de innumerables eventos diocesanos. A la izquierda un grupo de jóvenes de la catequesis de la parroquia de Pueblo Griffo durante una excursión a Paraíso en el 2008. A la derecha momento de un encuentro diocesano de matrimonios en el año 2003.

A continuación algunas imágenes de los festejos de San José de los últimos años, con sus respectivas peregrinaciones y procesiones.

Patronal de San José de 1998. Fue un momento importante, pués coincidió con la inauguración del Santuario remodelado y ampliado. A la izquierda, bien temprano en la mañana, un grupo de peregrinos se prepara en el Prado cienfueguero para la caminata tradicional. A la derecha Mons. Emilio Aranguren, entonces Obispo de Cienfuegos, encabezando la primera procesión desde los años sesenta en que se prohibieron. La autorización no estaba clara, aunque sí la orden de Mons. Emilio: ”¡Síganme!”. El recorrido fue muy modesto, sólo en el tramo de carretera frente al templo.

Patronal de San José del 2003. A la entrada del templo el diácono permanente José Gómez (Pepe Gómez, como todos lo conocen), quien junto a su esposa Catalina animó la comunidad durante años.

¡Ah!, antes de terminar, se me olvidaba. ¿Por qué el barrio se llama Paraíso? Probablemente hayan escuchado de nuestro abuelos que la población asentada en la intersección de los caminos de “Cantarrana” y el de Rodas, que unía a Cienfuegos con los poblados ubicados al Norte, se llamó originalmente Manacas. Inicialmente, en la división territorial establecida al finalizar la Guerra de los Diez Años (1879), Manacas fue considerado un barrio del Partido “Padre las Casas” (Palmira). Ya para 1887, y con ese nombre, se contaba entre los 13 barrios del Término Municipal de Cienfuegos. Sin embrago, al Crearse en 1907 la Oficina de Correos, se presentó el caso de que en la misma provincia Santa Clara habían dos poblados con igual nombre, el ubicado a pocos kilómetros al oeste de la capital provincial, célebre por su fábrica de cerveza “Manacas”, y el de Cienfuegos. Por ello se tomó la decisión de cambiar el nombre del poblado cienfueguero por Paraíso.

Interesante: los dos nombres de la población corresponden al nombre de un vegetal. En la foto una palma Manacas de las que todavía existen muchos ejemplares en la zona. Según el testimonio de los mayores, el nombre de la localidad se debía a una gran palma de ese tipo que creció caprichosamente doble a partir de un tronco único, ubicada casi en el mismo lugar del entronque de los dos caminos.

Planta conocida como Paraíso, abundante en los patios del poblado del mismo nombre en Cienfuegos.

Blog Logo

Ing. Eloy M. Viera Moreno

Enamorado de la ciudad que lo acogió por más de treinta años. Dedicado cultor de la cienfuegueridad.


Publicado

Image

Cienfuegos de Cuba

Detalles interesantes sobre la Perla del Sur y la actualidad cubana

Regresar a la Página Principal