Article Image
de lectura

APOYE ESTE PROYECTO



Índice

  1. Dr. Evelio M. Tabío Castro Palomino, algunos datos
  2. Contexto histórico del artículo
  3. Artículo "El comunismo en Cuba!..."

Regresar al Índice

Dr. Evelio M. Tabío Castro Palomino, algunos datos.

El habanero Evelio M. Tabío nació en abril de 1896. Se crió y desarrolló formando parte de la primera generación de jóvenes republicanos encargados de construir su patria ya independiente.

Graduado de Licenciado en Derecho en la Universidad de La Habana, trabajó como abogado de oficio durante 16 años en el Tribunal Supremo. Para 1936, fruto de su profesionalismo, honestidad y participación revolucionaria en la lucha contra el Presidente Gerardo Machado, ya era Magistrado de la Sala Primera de lo Criminal en el Tribunal Supremo de Justicia.

En el ámbito de la jurisprudencia ocupó destacados cargos en sus asociaciones, tanto nacionales, ejemplo el Instituto Nacional de Criminología, del cual fue Vicepresidente; como internacionales, entre las cuales se cuenta el Instituto Interamericano de Derecho Penitenciario, del cual fue también Vicepresidente. Publicó numerosas obras sobre temas jurídicos, entre ellas completar los seis tomos de los "Comentarios al Código de Defensa Social", escrito por Diego Vicente Tejera García.

En paralelo colaboró con numerosas publicaciones periódicas de tirada nacional, especialmente en el periódico "El Mundo" y el "Diario de la Marina". Como periodista tenía un estilo docto, vulgarizado al nivel de los lectores menos instruidos. Su tema constante era la cubanidad en general y la sociedad cubana en particular.

Por la forma como imaginó y luchó por construir la sociedad cubana, puede considerarse un humanista. Por la acción revolucionaria desplegada contra la dictadura de Gerardo Machado podría calificarse como inclinado a la izquierda. Explícita y activamente era, sin embargo, un reconocido luchador contra el comunismo, especialmente opuesto a su establecimiento en la Isla.

Regresar al Índice

Contexto histórico del artículo.

El artículo "¡El comunismo en Cuba!...", cuya transcripción literal ofrezco a continuación, fue reproducido por la prensa local cienfueguera el 29 de abril de 1954, tomado de una publicación habanera de tirada nacional. Se trata del primero de dos artículos sobre el tema, publicados en números consecutivos del diario "La Correspondencia" de Cienfuegos.

A dos años del "madrugonazo" de marzo de 1952, el tema general a largo plazo más importante en el momento de ver la luz los comentarios de Tabío, era la oposición al dictador Fulgencio Batista. A partir del asalto a los cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo en julio de 1953, y considerando otras manifestaciones de oposición violentas y pacíficas surgidas después, los cubanos se cuestionaban la validez y conveniencia de celebrar elecciones con las restricciones a la libertad de expresión provocadas por los sucesivos períodos de suspensión de las garantías constitucionales.

Un ejemplo que resume la forma como la prensa denunció las elecciones amañadas organizadas por Batista en noviembre de 1954, es este comentario del analista político cienfueguero Nicolás Machado, publicado el 13 de septiembre de 1954: lo que está sucediendo en Cuba, da asco. Nunca vimos tanta desfachatez ni tanta falta de respeto al pueblo.

Inmediatamente próximo a la publicación del artículo, el tema del movimiento obrero suscitó muchos comentarios, pues la celebración del Primero de Mayo, con su tradicional desfile de trabajadores, estuvo en vilo hasta su definitiva suspensión por el régimen. Por otra parte, la puja entre los líderes comunistas y sus oponentes por controlar las organizaciones obreras desempolvó el tema del establecimiento del comunismo en Cuba, todo enmarcado internacionalmente por los intereses de la "Guerra Fría", liderada por Estados Unidos y la Unión Soviética.

Transcurridos casi setenta años, los comentarios de Tabío continúan teniendo una singular validez. Por un lado ilustran la generalizada opinión entre los cubanos acerca de la praxis internacional del comunismo, y en una escala más de entendidos, muestra también el rechazo de muchos criollos seguidores de José Martí, a los métodos prescritos por los dogmas marxistas, como la "lucha de clases"" y la "dictadura del proletariado". En particular, Tabío envía un mensaje premonitorio al movimiento obrero sobre las consecuencias de volver a aceptar el liderazgo de los comunistas, como ya había sucedido durante la anterior etapa presidencial del tirano, cuando "Batista tenía las armas, y los comunistas le dieron al pueblo para ganar las elecciones", según un comentarista político del momento.

Donde se equivocó el Dr. Tabío fue en la segunda parte de este texto (publicada al día siguiente), cuando pronosticó: "Resulta ingenuo esperar que de la noche a la mañana -como suele decirse- se produzca en un pueblo como el nuestro, lleno de ciertos resabios, un cambio radical en cuanto a su desenvolvimiento social, económico y político; de amplio alcance, que se traduzca en beneficio real y tangible para la colectividad, no existiendo la preparación cultural y cívica indispensable para tal evento." Olvidó la eficacia de los métodos marxistas para alcanzar sus objetivos: el secuestro de la libertad de expresión mediante la destrucción de los medios de comunicación, del asociacionismo y del entramado tradicional de la sociedad; la concentración del poder en pocas manos con la instauración de un partido único; y la aplicación del terror "revolucionario".

Regresar al Índice

Artículo "¡El comunismo en Cuba!..."

Una autoridad en la materia, versada en los problemas de índole internacional, comentando el resultado de una guerra atómica, ha llegado hasta a decir que sería preferible tal suceso, a la hegemonía universal del comunismo; -obedeciendo esa expresión seguramente a la idea del horripilante cuadro que presentaría el mundo bajo el control comunista-. Se habla mucho sobre el tema, y es la moda imperante. Por eso hubo de exponer en cierta ocasión el eminente escritor español desaparecido Ángel Ossorio, en relación con el problema de España:

"Cuando un hombre de estudio profundiza en las materias sociales y se inclina hacia estas teorías, lo respeto y me siento inclinado a la meditación. Pero esa nube de señoritines que de la noche a la mañana, sin sentir el espolazo de ninguna necesidad, ni haber estudiado nada, aparecen como comunistas rabiosos, me hacen reír. Son comunistas lo mismo que podrían declararse fascistas o interesarse en los partidos de fútbol. Todo en ellos es inconsistencia... snobismo... imperio de la moda."

Lo antecedente podríamos aplicarlo a muchos de nuestros compatriotas...

Es bien sabido que lo primordial del programa comunista es imponerse como partido único. Un programa de métodos, y no de principios.

Siendo el comunismo un régimen de opresión y de fuerza; un régimen de policía... De constante delación, aún entre los miembros de una misma familia, la bella libertad que tanto amamos, desaparecería por completo bajo la Batuta del Comisario, inspirado por el Kremlin.

Debemos sentir compasión por los ingenuos compatriotas fanatizados por la metódica y sutil propaganda, sirviendo de escalón a los astutos líderes, que tienen su medro personal dentro del propio partido. Y esto, desde luego, ocurre en todas partes de igual manera.

A la altura en que nos encontramos, cuando ya nadie ignora lo que puede esperarse de la llamada Dictadura del Proletariado, se nos hace difícil pensar que existan cubanos aborrecedores de nuestro sistema de vida... de nuestras cosas amables bajo el cielo de la Patria, y que al propio tiempo sueñen con el soviet ruso, y suspiren y laboren por la implantación del régimen en esta tierra del Caribe.

Porque ni siquiera en lo que respecta a lo material y prosaico de la vida, podría obtenerse con la implantación de tal régimen una apreciable y substancial mejoría de orden colectivo; como era esperado por muchos incautos a la terminación de la guerra, con el dominio mundial comunista.

Y supongamos que existiera realmente el Paraíso en la tierra de las estepas, bajo el régimen comunista Soviético. ¿Podríamos los cubanos imitar a los rusos en sus métodos y demás... para alcanzar ese Paraíso?

Las tonterías se manifiestan de muchas maneras en este mundo. ¡Y así andamos!

Blog Logo

Ing. Eloy M. Viera Moreno

Enamorado de la ciudad que lo acogió por más de treinta años. Dedicado cultor de la cienfuegueridad.


Publicado

Image

Cienfuegos de Cuba

Detalles interesantes sobre la Perla del Sur y la actualidad cubana

Regresar a la Página Principal